jueves, 12 de julio de 2018

Zócalo...

Acompañado del terrible sino de tu ausencia
camino por la calle, enfurecido del antiguo amor
que desbocado por la somnolienta presencia
hace de la tortura un eterno y fijo dolor.

Como una pequeña ave esta virtual esencia
busca en el cobijo de tu sombra calmar su escozor,
gira a través del viento que susurra con urgencia
que desate mi tristeza en pos de liberar mi clamor.

Apegado al sortilegio que tuvo viva presencia
y calló al ritmo de cual vivo mi versátil humor
y ando de corazón en corazón buscando mi acreencia
para llenar tu mundo de un cariño emulador.

Quise creer en que haríamos nueva vivencia
pero solo un sueño mal habido: un falso rumor.
Sofocó el incendio que mi Amor al sol ennegrecía
y acabo de una buena vez con mi cálido furor.


Una breve aventura.
Un terrible final…

martes, 5 de junio de 2018

Voltereta...

—Finalmente la vida te ha vuelto un guiñapo, ¿eh?

Alberto volvía brevemente a la realidad. Un ligero sopapo en la cabeza dado por Wendy le recordaba que no era tiempo de estar soñando despierto. Un ligero sabor a cobre recorría su lengua. Y aquellos vivaces instantes, viendo su sonrisa, siendo atrapado por su mirada, lo habían absorbido más allá del punto de cordura.

—Perdón… No pude contenerme…

—¿Que no puedes contener?— Inquiría molesta Wendy. Una y otra vez lo veía entrar en esos trances. Ya estaba comenzando a cometer errores y eso no podían permitírselo— ¿Tus ansias adolescentes? ¿Tan viejo ya? Vamos, que ya no tienes la edad para no sobreponerte a tus airadas dotes de conquistador fracasado. Es tiempo de volver al trabajo.


—Si… si, claro. Lo siento— Mientras se volvía a poner el casco e iniciaba el proceso de sellado, no pudo evitar un suspiro de tristeza. Y mientras entraba a aquella podredumbre en las cloacas a hacer su trabajo, pensó que estar en la oscuridad de aquel infierno finalmente podría proveerle de la paz tan anhelada…

lunes, 14 de mayo de 2018

Posdata

Te pienso demasiado
y ese vivir me mata
tal como tu recuerdo
a diario me desgasta.

Te amo desbocado
como sueño que dilata
y caigo airado:
tarde oigo la tocata.

Mi desamor ajado
se busca como fe de errata
y en el dolor amado 
te fijo en mi memoria sensata…

miércoles, 7 de marzo de 2018

Regina primera...

Hubo una vez en que leyendo
aquel poema en que escribían
los versos más bellos, aquella noche
y en mi memoria el único verso más hermoso,
el que llenaba esas noches de insomnio,
el que satisfacía la impía soledad de mi alma,
el poema, el verso más hermoso,
el que llenaba mi corazón, eras tú…

domingo, 26 de noviembre de 2017

Brusquedad...

Una gentil demora en mi alma expira, por cuanto a que su fiel desvanecer evoque
y que la bella dama de frío proceder
que a mi insensato clamor provoque.

De sereno andar, a mi fervor dirija
la cruenta soledad que su devenir antoje
para el largo camino en el que he de desfallecer
antes de que su suave mirar a mi corazón convoque.

Del tenue mirar de sus elucubraciones
por observar en el quicio de su enfoque,
aliento pertinaz que en mi terco parecer,
culmina con un beso y un suspirar en su toque...

martes, 18 de abril de 2017

Deseo...

Muero como cada día
en que la luz de la ondanada
ciega mis ojos en tu desventura
y suena en mis oídos un "quiza".

Y me sereno: ha llegado ya la luz
de una eterna velada, donde la palabra
se ríe de la cruel morada
en donde habita tu "ya sabrás"

Sin embargo el miedo no es por aquello
que en la prontitud de tu mirada muere,
sino por no poder satisfacer el tierno deseo
que en la exacta hora del nacer fenece...

Puede que si sobren motivos...

La promesa de un simple vistazo
cimbra el deseo de un futuro
"donde los versos que escribo"
no denotan las cenizas de un fuego
que no ha existido

Que no es de amor
de lo que hablo
sino de un corazón que siente,
que siente por un demás.

Por una persona que entró
e irse no debe jamás,
de lo que se vio a través del velo,
de la belleza que vio detrás.

Y de ese velo incólume
la sorpresa no deja jamás
de ser la efigie de un hola
y un adiós que no debe, pues,
pronunciarse juntas nunca más...